Opinión - Martín Arévalo

Opinión - Martín Arévalo

El fútbol y sus más maravillosos laberintos

Romero atajó dos penales más y volvió a convertirse en héroe en San Pablo, donde nació aquella frase de Mascherano de julio de 2014, antes de los penales con Holanda. Y por si esto fuera poco, la vida lo vuelve a poner en el Maracaná, como aquella tarde frente a Alemania. Esta vez por la final de la Libertadores, ante Fluminense.

Por: Martín Arévalo
7 de octubre de 2023

El fútbol tiene caminos únicos. A veces hasta parecen pensados por un ser superior. Porque los caminos se bifurcan, se cortan y pensas que nunca más se van a volver a juntar. Y sin embargo, el destino o el designio divino parece intervenir para que se den cosas tan extrañas y mágicas como las que va a vivir Sergio Romero, la figura de la noche ante Palmeiras.

Quien iba a decir que aquel 9 de julio contra Holanda iba a nacer una frase tan vigente como histórica con Mascherano mirando al arquero al gigante de buzo amarillo. El "Hoy te convertís en Héroe" se convertía en una frase tan popular como usada por cada pibe que jugara a pararse frente a un pateador. Y quién iba a decir que esa misma frase tuviera un episodio 2 con Romero de protagonista, en la misma ciudad.

Aquella tarde en el Arena de Corinthians. Esta semana en el Arena de Palmeiras. Aquella vez con buzo amarillo. Esta vez con buzo naranja. Aquella tarde noche le atajó a Vlaar y Sjneider. Esta vez a Veiga y Gustavo Gomez. Algunas cosas cambiaron. Otras no. Romero, héroe otra vez. Esta vez, defendiendo el arco de Boca. Y no el de la Selección.

En esto de armar laberintos repletos de cuestiones mágicas, y cómo si al que lo diseño no le habría bastado, armó una final de película.


Solo Romero sabe cuantas veces lloró el gol de Gotze, cuando se escurría el tiempo suplementario frente a Alemania. Argentina se quedaba con las manos vacías y el arquero con más presencias en la historia de la Selección sufría el derrumbe de un sueño de un país que buscaba la tercera estrella. Ese mismo Romero, que sufrió aquella jornada y en aquel arco, vuelve a ese mismo escenario.

Cómo si Dios, apiadado de aquella injusticia, tuviera la brillante idea de darle revancha de ese partido, el más triste de toda su carrera. Nada reemplaza a nada, nada le va a devolver a Romero esa Copa del Mundo, sin embargo, va a tener la hermosa oportunidad de asociar el Maracaná a algo lindo y también histórico cómo podría ser campeón de la Libertadores con Boca en un estadio de los más emblemáticos del mundo.

Imagen

Hablemos de probabilidades... ¿Cuántas chances había de que Romero volviera al fútbol argentino? "La verdad es que no estaba en mis planes. Iba a seguir en Europa", dijo Chiquito en estos días. Agreguemos otro elemento: ¿cuántas chances había de que jugara una final de Libertadores? Pocas. Bueno, ahora piensen en la cantidad de estadios qué hay en Sudamérica? Le podría haber tocado cualquiera. Pero le tocó el Maracaná. El mismo donde pasó el momento más triste de su vida deportiva.

Casi 10 años después, Sergio Romero volverá al Maracaná. De él y de sus compañeros depende escribir el final de la historia. Ya por lo pronto, imaginarlo, para él es una gran película.


Fútbol Profesional

Todos unidos: toda la delegación viaja a Córdoba

19/04/2024

El Xeneize se medirá ante River el domingo desde las 15:30 horas y para este encuentro Diego Martínez decidió que todo el plantel viaje a Córdoba, incluyendo a Nicolas Valentini. leer mas

Fútbol Profesional

Juan Román Riquelme: "Es el clásico más grande del mundo porque va la gente de Boca y River"

19/04/2024

El presidente del club habló en conferencia de prensa en la previa del superclásico del domingo, se refirió a cómo lo vive la gente y la ilusión de hacer un buen partido. leer mas